Pida su cita médica ahora

    Nos pondremos en contacto con usted en menos de 24 horas durante nuestro horario de atención (De lunes a viernes de 10h a 20h)
    Si lo desea también puede llamarnos al +34 932906425

    ¿Qué hacemos con tus datos?
    En clinicaginecologica.org te solicitamos tus datos para poder contactar contigo y poder responder a tus dudas y comentarios.
    Una vez completemos la finalidad por la cual te lo solicitamos procederemos a la eliminación de los mismos.
    Si quieres mas información sobre el tratamiento que le damos a los datos lee nuestra política de privacidad y uso de cookies


    Inicio » Blog » Irritaciones vulvovaginales ¿por qué aumentan en verano?
    20.07.2021
    Dra. Teresa Gómez

    Irritaciones vulvovaginales ¿por qué aumentan en verano?

    irritaciones vulvovaginales

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    Irritaciones vulvovaginales ¿por qué aumentan en verano?

    Llega el verano y con él el calor, y cuando las pacientes nos consultan por determinadas molestias y les diagnosticamos que es una infección, la pregunta surge de inmediato: ¿por qué aumentan las irritaciones vulvovaginales en verano?. Por lo que hoy, un año más, consideramos importante insistir de nuevo con las irritaciones vaginales.

    El calor, la humedad, el sudor, la arena, el cloro, muchas horas con el bañador mojado, una higiene inadecuada, cambios en la dieta y estilo de vida… todos estos factores propician el desequilibrio vaginal, con el consecuente aumento de las alteraciones vulvovaginales en esta época del año. Aprender a prevenirlas es fundamental ya que pueden ser muy molestas y, a veces, recurrentes en el tiempo.

    Síntomas de alerta: picor y escozor

    Las alteraciones más comunes en verano son tres: vulvovaginitis candidiásica provocada por el sobrecrecimiento del hongo cándida; vaginosis bacteriana por alteración de la flora vaginal y cistitis producida por la entrada en la vejiga de bacterias que residen en el recto, como la E coli. Los síntomas más comunes de que algo no va bien son picor y escozor, flujo espeso, enrojecimiento y cierta molestia e inquietud al dormir o sentarse. En muchos casos, la vaginosis es asintomática y se diagnostica tras una citología o exploración vaginal en una revisión rutinaria. Por eso es tan importante no descuidar la visita ginecológica anual. Como tratamiento preventivo los probióticos en óvulos durante una semana funcionan bien cuando nos enfrentamos a situaciones propensas a la aparición de estas alteraciones.

    La prevención es lo más importante. 

    Recomendaciones para prevenir las Irritaciones vulvovaginales: 

    • La higiene correcta. Este punto es clave para la prevención de estas patologías porque, aunque aumentan en verano, no podemos olvidar que se producen todo el año. Como norma general después de ir al baño debemos lavar la zona porque el papel resulta insuficiente. Como no siempre es posible lavarse fuera de casa, si utilizamos el papel siempre de adelante hacia atrás, y no al revés, para evitar la transmisión de las bacterias del ano hacia la vagina.
    • Prendas de interior. Se desaconseja el uso de salvaslips de forma habitual. Están fabricados con materiales sintéticos que alteran el pH de la flora vaginal y aumentan el riesgo de infecciones. Para sentirse limpia nada mejor que el agua y el jabón. En este sentido la mejor ropa íntima es la fabricada con materiales nobles como el algodón o la seda. Hay que evitar el contacto de la zona con tintes y materiales sintéticos.
    • Bajar la humedad. Lo más importante es que la zona esté limpia y seca. Cambiar el bañador después del baño para no estar mucho tiempo mojada y lavar con agua dulce para retirar restos de arena, sal y cloro es fundamental. Para proteger más la zona podemos aplicar aceites específicos o los más comunes de bebés.
    • En la ducha. Lo ideal es lavarse con agua y jabón neutro que respete el pH de la flora y aplicado siempre en pequeñas cantidades. En casos de sensibilidad cutánea se recomienda la utilización de jabones especiales.
    • Espaciar las depilaciones. Está comprobado que el vello púbico protege de bacterias y gérmenes, y al eliminarlo aumentan las infecciones. La solución pasa por depilarse en ocasiones puntuales, pero sin abusar.
    • Relaciones sexuales: como norma general hay que limpiar manos y genitales sistemáticamente antes de tener relaciones sexuales. Es recomendable utilizar preservativo para evitar enfermedades de transmisión sexual y, en caso de coito anal, debe ser la última vía de la relación.

      Pida su cita médica ahora

      Nos pondremos en contacto con usted en menos de 24 horas durante nuestro horario de atención (De lunes a viernes de 10h a 20h)
      Si lo desea también puede llamarnos al +34 932906425

      ¿Qué hacemos con tus datos?
      En clinicaginecologica.org te solicitamos tus datos para poder contactar contigo y poder responder a tus dudas y comentarios.
      Una vez completemos la finalidad por la cual te lo solicitamos procederemos a la eliminación de los mismos.
      Si quieres mas información sobre el tratamiento que le damos a los datos lee nuestra política de privacidad y uso de cookies