Pida su cita médica ahora

Nos pondremos en contacto con usted en menos de 24 horas durante nuestro horario de atención (De lunes a viernes de 10h a 20h)
Si lo desea también puede llamarnos al +34 932906425

¿Qué hacemos con tus datos?
En clinicaginecologica.org te solicitamos tus datos para poder contactar contigo y poder responder a tus dudas y comentarios.
Una vez completemos la finalidad por la cual te lo solicitamos procederemos a la eliminación de los mismos.
Si quieres mas información sobre el tratamiento que le damos a los datos lee nuestra política de privacidad y uso de cookies


Inicio » Blog » Embarazo y COVID-19
23.07.2020
Clínica Ginecológica

Embarazo y COVID-19

Consejos de la Dra. Teresa Gómez

Embarazo y verano: algunas pautas para la gestación en época estival

Las altas temperaturas y las vacaciones hacen que a menudo se rompa la rutina ya establecida. Ello conlleva que muchas mujeres embarazadas se sientan desubicadas. Es por ello que hoy ofrecemos información sobre cómo sobrellevar la gestación durante estos meses.

En estos momentos de coronavirus, muchas mujeres se cuestionan si hay más pautas a seguir que si su gestación tuviese lugar sin la pandemia. La ginecóloga Teresa Gómez Sugrañes dice lo siguiente al respecto: “No se necesitan más precauciones que las que hay que seguir ante el Covid-19 por parte de toda la población. Hay que ser muy conscientes de la necesidad del lavado de manos y de usar mascarilla. Recomendamos también limpiar bien los productos alimenticios tras la compra y la distancia social. Pero no hay que tener miedo ni llevar a cabo ninguna acción específica. La calma y las recomendaciones para toda embarazada, en cualquier trimestre, siguen siendo las mismas”.

Embarazo e hidratación

Lo principal es mantener una buena hidratación. Debido al incremento de temperaturas y mayor sudoración, es importante beber mucha más agua y líquidos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda tomar más de 8 vasos de agua fresca al día. Asimismo, sugiere complementar la hidratación con la ingesta de frutas. Una buena opción son los zumos, batidos o granizados. Eso sí, para evitar un exceso de azúcares artificiales, debemos tener presente que sean elaborados con productos naturales y saludables. Los productos naturales, además de calmar la sed, son fácilmente digeribles y aportan vitaminas, minerales, antioxidantes, fibras e incluso clorofila. No hay pero que dejar de lado la costumbre de ingerir la pieza de fruta troceada durante las comidas o meriendas, con delicias como los melocotones, la sandía o los albaricoques.

Las frutas contienen una gran cantidad de agua por lo que son ideales para controlar la retención de líquidos y prevenir la hinchazón.

Ropa durante el embarazo y calor

Para no sentir sofocos debido al calor, es también sumamente recomendable utilizar ropa ligera, en materiales transpirables, como el algodón o en lino, tejidos que evitan rojeces o erupciones debajo del pecho o el abdomen debidas a las altas temperaturas. Precisamente por ello es sumamente importante evitar tejidos sintéticos. Se adhieren a la piel y pueden conllevar la aparición de ligeras dermatitis o inflamaciones en determinadas zonas sensibles de la piel.

Ejercicio y embarazo

Andar cómodamente es también un factor que hay que tener en cuenta. Utiliza calzado plano, pero con un 1 cm de tacón, para no sobrecargar las piernas. La Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia, sugiere utilizar una talla más grande de la habitual para no generar presión. En cuanto a los materiales, las alpargatas son ideales, ya que su material, el yute, es un firme aliado contra la humidificación.

El descanso, por mucho que estemos de vacaciones, es fundamental durante el embarazo. Durante las horas centrales del día, desde las 12h hasta aproximadamente las 17h es mejor permanecer en la casa en una habitación o espacio fresco y ventilado. Si se desea luego pasear, es aconsejable que al regresar la embarazada se tome un buen baño refrescante, a ser posible con espumas y masajes con geles fríos.

El ejercicio es el consejo clave de todo ginecólogo. Obviamente en su justa medida y según el trimestre de gestación y la casuística de cada paciente. El motivo es que la actividad física previene muchas afecciones y facilita el parto a posteriori, además de contribuir a la estabilidad emocional. Durante los primeros tres meses, cuando es probable que estés con molestias como las náuseas, los vómitos y mareos, lo mejor son ejercicios suaves, que te ayuden a relajarte. Al cumplir el primer trimestre y especialmente en verano, es momento de caminar al atardecer, incluso una hora, o de nadar a ritmo suave durante unos veinte minutos unas tres veces por semana. La playa es ideal para andar por la orilla y bañarse en zonas seguras, no en profundidades ni con olas intensas.

Importante controlar el aumento de peso

Poco a poco, y para ayudar a controlar el peso, hay más posibilidades, desde hacer media hora al día de bicicleta elíptica o estática a ritmo moderada. El yoga o las sentadillas sin pesas son también muy recomendables. Con las sentadillas se flexionan rodilla y caderas y, lentamente, se baja el cuerpo sin perder la verticalidad. El objetivo de las embarazadas debe ser no subir más de 1 kg de peso al mes.

Estos distintos ejercicios cuentan con un beneficio añadido: facilitar la recuperación tras el parto, ayudando a que tanto tu figura como el buen funcionamiento de tus órganos se recuperen con una mayor celeridad.

 

 

 

Pida su cita médica ahora

Nos pondremos en contacto con usted en menos de 24 horas durante nuestro horario de atención (De lunes a viernes de 10h a 20h)
Si lo desea también puede llamarnos al +34 932906425

¿Qué hacemos con tus datos?
En clinicaginecologica.org te solicitamos tus datos para poder contactar contigo y poder responder a tus dudas y comentarios.
Una vez completemos la finalidad por la cual te lo solicitamos procederemos a la eliminación de los mismos.
Si quieres mas información sobre el tratamiento que le damos a los datos lee nuestra política de privacidad y uso de cookies